domingo, noviembre 15, 2009

El Reino de Dios es Jesús, Noviembre 15.09


EL REINO DE DIOS ES JESÚS

Jesús responde a la pregunta de los fariseos "¿Cuándo viene el Reino de Dios?" con una serie de argumentos con los cuales busca redefinir el reino en términos del Hijo del Hombre y no en las señales o los tiempos que ellos esperaban. Al final el cronograma que plantea este texto está fundamentado en la persona de Jesús quien es el Reino de Dios.

TEXTO BÍBLICO: Lucas 17: 20-37
EXPOSITOR BÍBLICO: P.Álvaro Fernández

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Apreciado Expositor: Reflexionando en su mensaje, encontré, que el famoso físico alemán, A. Einstein decía,"Extraña es nuestra situación aqui en la tierra; pero hay una cosa que sabemos, que estamos aquí para beneficio de otros". Qué tanto o que poco conocía este hombre de Dios, no lo sé, pero sí sé, es que sabìa y praticaba una doctrina cristiana, que muchos de los cristianos aún no hacemos. El practicaba el vers. 33 de este pasaje de Lucas: Perder la vida para ganar la vida Este hombre se daba a los demás. Esta era la exhortación de Jesús, y
debemos sentirnos enteramente complacidos cuando aqui en la tierra somos capaces de darnos a los demás. Pierde la vida el que la conserva solo para sí. La fuente de la vida está en la entrega de la vida. Dando se recibe. ¿Cómo nos encontrará Jesus el día que se manifieste? Que no vaya a ser como en los días de Lot o los de Noé. Que ese día
respondamos cuando nos llame, con el vers. 6 y 7 de Apoc. 19,!memoricémoslo desde ya¡

Amanda Romero

Anónimo dijo...

Apreciados hermanos reciban mi saludo y deseos de paz y bendicion sobre sus vidas, familias y ministerio.
Despues de escuchar esta predica tan especial, el Señor me quebranto y lleno mi corazon de mas amor por El.
Le doy gracias a Dios por la oportunidad de oir una palabra tan fresca y que exalte de una manera muy especial a Jesucristo nuestro Salvador, y aun mas le doy gracias a Dios de que mi hijo recibe esta palabra en vivo y en directo cada vez que asiste a esa congregacion. Un abrazo en Cristo Jesus. Dora de Puerta