domingo, noviembre 08, 2009

Un Doble Encuentro con Jesús, Noviembre 8.2009


UN DOBLE ENCUENTRO CON JESÚS

El encuentro de los diez leprosos con Jesús se divide en dos escenas que llevan a dos maneras de reaccionar ante Su presencia.

EXPOSITORA BÍBLICA: Isabel Orozco
TEXTO BÍBLICO: Lucas 17:11-19

Comentario Destacado:

¿Dónde están los nueve?
Esa es la pregunta que Jesús todavía está haciendo hoy!De muchas multitudes que El ha limpiado y sanado, ¡sólo un remanente es atraido a El! ¿dónde están los otros? Te diré dónde están : en el mismo lugar donde terminaron los nueve leprosos sanados, perdidos en la religión, en ceremonias altamente religiosas y simbólicas, en el ritual de Levítico 14, volvieron a sus esposas y familias, a sus fincas, a sus posesiones, a mirar con cuánto dinero contaban
para comprarse el mejor carro o casa, para volver a los aplausos y a las menciones del mundo, a recobrar su prestigio olvidado y su fama. Recobraron su amor propio, las bendiciones materiales, !Pero nunca llegaron a conocer a Jesús¡ Y el Samaritano?
se encuentra con los nueve sanados muchos años despues y le preguntan:
¿recuerdas a ese Galileo, Jesús que nos sanó? Qué fue de él? El les contesta con una gran sonrisa: Estuve ayer con El, me habla, me enseña, soy su discipulo, soy el más felíz del mundo, no necesito a nadie más, ni a mi familia, porque ¡Jesús es mi albergue! !Cómo le conozco, y El a mí¡ Todo tiene sentido para mí ahora.

Amanda Romero

2 comentarios:

Unknown dijo...

¿Dónde están los nueve?
Esa es la pregunta que Jesús todavía está haciendo hoy!De muchas multitudes que El ha limpiado y sanado, ¡sólo un remanente es atraido a El! ¿dónde están los otros? Te diré dónde están : en el mismo lugar donde terminaron los nueve leprosos sanados, perdidos en la religión, en ceremonias altamente religiosas y simbólicas, en el ritual de Levítico 14, volvieron a sus esposas y familias, a sus fincas, a sus posesiones, a mirar con cuánto dinero contaban
para comprarse el mejor carro o casa, para volver a los aplausos y a las menciones del mundo, a recobrar su prestigio olvidado y su fama. Recobraron su amor propio, las bendiciones materiales, !Pero nunca llegaron a conocer a Jesús¡ Y el Samaritano?
se encuentra con los nueve sanados muchos años despues y le preguntan:
¿recuerdas a ese Galileo, Jesús que nos sanó? Qué fue de él? El les contesta con una gran sonrisa: Estuve ayer con El, me habla, me enseña, soy su discipulo, soy el más felíz del mundo, no necesito a nadie más, ni a mi familia, porque ¡Jesús es mi albergue! !Cómo le conozco, y El a mí¡ Todo tiene sentido para mí ahora.

Amanda Romero

Unknown dijo...

¿Dónde están los nueve?
Esa es la pregunta que Jesús todavía está haciendo hoy!De muchas multitudes que El ha limpiado y sanado, ¡sólo un remanente es atraido a El! ¿dónde están los otros? Te diré dónde están : en el mismo lugar donde terminaron los nueve leprosos sanados, perdidos en la religión, en ceremonias altamente religiosas y simbólicas, en el ritual de Levítico 14, volvieron a sus esposas y familias, a sus fincas, a sus posesiones, a mirar con cuánto dinero contaban
para comprarse el mejor carro o casa, para volver a los aplausos y a las menciones del mundo, a recobrar su prestigio olvidado y su fama. Recobraron su amor propio, las bendiciones materiales, !Pero nunca llegaron a conocer a Jesús¡ Y el Samaritano?
se encuentra con los nueve sanados muchos años despues y le preguntan:
¿recuerdas a ese Galileo, Jesús que nos sanó? Qué fue de él? El les contesta con una gran sonrisa: Estuve ayer con El, me habla, me enseña, soy su discipulo, soy el más felíz del mundo, no necesito a nadie más, ni a mi familia, porque ¡Jesús es mi albergue! !Cómo le conozco, y El a mí¡ Todo tiene sentido para mí ahora.

Amanda Romero