miércoles, mayo 31, 2017

Texto: Juan 8:31-59
Expositor: Gregorio Restrepo

Después de que Juan el evangelista nos cuenta que muchas personas habían creído en Jesús (Juan 8:30) y por ende ahora eran hijos de Dios, este texto deja ver cuatro implicaciones que trae ser hijo de Dios y compartir la naturaleza de la nueva genética que viene por creer en Jesús. 

No hay comentarios.: